¿Cómo podrían las Bibliotecas Públicas poner su granito de arena y ayudar a la recuperación económica de América Latina?

¿Cómo podrían las Bibliotecas Públicas poner su granito de arena y ayudar a la recuperación económica de América Latina?

Las Bibliotecas Públicas podrían ser un refugio para todos aquellos que buscan un trabajo, se quedaron sin lugar para trabajar por la crisis, o bien están comenzando un emprendimiento y en estos momentos no les es posible costear un coworking y ya no digamos una oficina.

 

Antes de continuar queremos aclarar que esta es una idea y será imposible llevarla a cabo sin el apoyo de los gobiernos tanto federales, estatales y municipales de América Latina.

A diferencia de las bibliotecas que se encuentran en las universidades, las bibliotecas públicas están abiertas a todos y son un ejemplo de infraestructura social democrática, abierta y gratuita.

Además de lo anterior, debemos de aprovechar uno de los pocos beneficios que dejó la pandemia: la gente lee más; esto hará que sea más fácil de convencer a aquellos que nunca han pisado una Biblioteca Pública.

Entonces... ¿Cómo pueden ayudar?

Apoyo a los desempleados.

Desafortunadamente muchas personas se quedaron sin empleo por la pandemia, la Biblioteca Pública puede proporcionar acceso a literatura y tecnología que aumenten sus conocimientos, computadores con conexión a internet para búsqueda de empleo, ser un punto donde las empresas vayan directamente a promocionar las ofertas laborales disponibles y permitir a voluntarios compartir sus conocimientos.

Un lugar para nuevos emprendedores.

Emprender un nuevo negocio no es fácil y en muchas ocasiones no se tiene capital para la renta de una oficina o espacio en coworking, solamente se tiene una gran idea y un portafolio lleno de ilusiones. ¿Por qué pagar si las Bibliotecas Públicas tienen todo?

Además, generalmente hay bibliotecas municipales a las que se puede llegar caminando, en una bicicleta o en trayectos cortos en transporte público; muchas veces lo único que pide un emprendedor es un lugar cómodo con un escritorio y conexión a internet, un gran plus sería proporcionarles un espacio para llamadas telefónicas.

Un punto de encuentro para relaciones públicas.

Las Bibliotecas Públicas realizan eventos periódicamente para sus comunidades (lecturas, artes plásticas, obras de teatro) ¿Por qué no convocar a eventos de Relaciones Públicas donde permitan exponer a la gente sus habilidades y conocimientos laborales o ideas de emprendimiento?

Como lo mencionamos las bibliotecas son lugares abiertos y acogedores, democráticos y gratuitos que se basan en la confianza y un deseo genuino de mejorar la vida, no desaprovechemos estos lugares para recuperarnos de este trago amargo que nos dejó la pandemia COVID-19 y para finalizar, es una gran oportunidad para las Bibliotecas Públicas de hacerse ver en su comunidad, quienes sin duda se lo agradecerán.