Wishlist
Cart
0

My cart

Asurbanipal: la Biblioteca Real más antigua del mundo

Asurbanipal: la Biblioteca Real más antigua del mundo

En nuestro blog hemos conocido toda clase de bibliotecas, desde las más antiguas y maravillosa como la Biblioteca de Alejandría, como aquellas que nacieron del amor filial y el amor por el conocimiento como la Biblioteca Colombina, así como los proyectos más recientes, internaciones y deslumbrantes como la Biblioteca Nacional de Qatar, pero hoy nos centraremos en la que es, probablemente, la biblioteca más antigua y mejor preservada de la que tenemos noticia.

La Biblioteca Real de Asurbanipal ha sido considerada por algunos como “la primera biblioteca del mundo” o “la biblioteca real más antigua del mundo”. Esta biblioteca fue descubierta en el sitio de Nínive, en la región Kuyunjik de la actual Iraq, que corresponde a la capital del antiguo Imperio neoasirio durante el reinado del rey .

Justamente se le ha atribuido a este gobernante la construcción de la biblioteca Real de Asurbanipal, de la cual se ha conservado, hasta hoy en día, más de 30,000 tablillas de arcilla y fragmentos con textos en escritura cuneiforme, cuyos temas son de los más variados y ricos posibles.

Asurbanipal, el rey erudito

Asurbanipal es a menudo considerado como el último gran gobernante del Imperio Neoasirio, reinó aproximadamente entre el 668 hasta el 627 a.C., y fue durante este período que el imperio tuvo su mayor expansión territorial, abarcando Mesopotamia, Babilonia, Persia, Siria y Egipto.

Como Asurbanipal gobernó sobre sus súbditos con justicia y equidad, fue un rey muy popular y amado, aunque también fue conocido por su crueldad con sus enemigos -de lo cual dejó mucha evidencia artística que se ha recuperado con las excavaciones arqueológicas-. Sin embargo, el mayor logro de Asurbanipal fue la creación de esta biblioteca real.

Inicialmente, no se esperaba que Asurbanipal ascendiera al trono, pero tanto su padre como su hermano mayor fallecieron sin más descendencia, por lo que Asurbanipal fue nombrado heredero en el 672 a. C. Dado que él no estaba realmente contemplado en la línea sucesoria, previamente pudo dedicarse a actividades académicas. Como resultado de esto, pudo leer y escribir, así como dominar varios campos del conocimiento. Probablemente se deba a esto que Asurbanipal mandó a construir su biblioteca real, después de haber consolidado su imperio.

La Biblioteca de Alejandría

Según las antiguas tradiciones persa y armenia, Alejandro Magno vio la Biblioteca Real de Asurbanipal cuando visitó Nínive. Inspirado por esta experiencia, el emperador macedonio quiso buscar todas las obras de los pueblos que había conquistado, traducirlas al griego y almacenarlos en una gran biblioteca propia. Si bien el conquistador macedonio no vivió lo suficiente para cumplir este sueño suyo, Ptolomeo, que fue uno de los generales de Alejandro y que le sucedió en Egipto, inició la creación de la Gran Biblioteca de Alejandría.

La importancia de la Biblioteca Real

La razón por la cual esta biblioteca es tan importante, radica en el hecho de que contiene la colección más completa de escritura cuneiforme, lo cual se dio gracias al interés del rey Asurbanipal por el saber y la ciencia de Mesopotamia, por lo que dio la orden de buscar y confiscar todas las tablillas posibles de esta escritura, sobre todo en Babilonia. En estas tablas que han llegado hasta nuestros días, puede encontrase los temas más diversos:

  • Gramática;
  • Diccionarios;
  • Listas oficiales de ciudades:
  • Tratados de matemáticas y astronomía;
  • Libros de magia:
  • Religión:
  • Ciencias;
  • Medicina;
  • Arte;
  • Historia;
  • Geografía; y
  • Poesía.

Por otro lado, esta biblioteca también es de suma importancia por ser una de las mayores colecciones de textos de su época. Uno de los documentos más conocidos de esta biblioteca es una versión de la Epopeya de Gilgamesh, que a menudo se considera como la gran obra literaria más antigua conservada, y como punto de inicio de la Literatura y la Filosofía. Dada la variedad de temas que cubrió la biblioteca de Asurbanipal, esta colección es de inmensa importancia en el estudio moderno del antiguo Cercano Oriente.

Recuperación de la biblioteca

No fue sino hasta el siglo XIX, durante la década de 1850, que la biblioteca fue redescubierta, gracias a una excavación liderada por el Museo en el sitio de Nínive, liderada por sir Austen Henry Layard. La excavación de Nínive continuó intermitentemente hasta la década de 1930, fue durante este periodo que se recuperaron las más de 30.000 tabletas de arcilla.

En la actualidad, existe un proyecto llamado Ashurbanipal Library Project, que es una colaboración entre el Museo Británico y la Universidad de Mosul en Irak. Establecido en 2002, el proyecto tiene como objetivo devolver la vida a la biblioteca de Asurbanipal, documentando la biblioteca de la manera más completa posible en textos e imágenes. Se espera que el proyecto estimule el interés y facilite la enseñanza y el estudio de los textos, aumentando así nuestro conocimiento de las culturas del antiguo Cercano Oriente.

Fuentes de Información: