Oodi, Biblioteca Central de Helsinki, Finlandia

Oodi,
Biblioteca Central de Helsinki, Finlandia

La Biblioteca Central de Helsinki llamada Oodi, ha sido desde su inauguración un ícono arquitectónico y de servicios para toda la comunidad de profesionales Bibliotecarios y los amantes de los libros. Forma parte de un complejo cultural integrado por el Centro de Música de Helsinki, el Finlandia Hall, la Casa Sanoma y el Museo de Arte Contemporáneo Kiasma.

Una de las particularidades en el proceso de construcción de esta Biblioteca, es que fue diseñada tomando en cuenta a los residentes de Helsinki mediante un proceso de participación ciudadana que recopiló ideas, consejos y sueños; mediante eventos, talleres urbanos y sitios web.

Además de una colección de más de 100,000 libros, Oodi cuenta con una gran variedad de recursos tecnológicos, tales como servicios de videojuegos (en donde puedes utilizar las consolas de última generación, incluyendo lentes de realidad virtual), estudios de grabación para crear contenidos multimedia, y salas de reuniones o de estudio para grupos, o privadas, con elementos tecnológicos que apoyen el aprendizaje y el emprendimiento.

Al ser un espacio arquitectónico espectacular, nos enfocamos en investigar un poco más sobre los conceptos que manejan y encontramos que el diseño divide las funciones de la biblioteca en tres niveles distintos: una planta baja activa, una planta superior tranquila y una planta intermedia para actividades que requieren mantener volúmenes intermedios.

La planta baja está pensada como la parte donde la gente interactúa y para ello hay una cafetería, un restaurante, un cine, puntos de información y un espacio para donde la Unión Europea tiene un comisariado.

La planta intermedia se construyó para incentivar la creatividad, y ahí encontramos estudios, salas de música, salas multimedia y un espacio abierto para trabajo colaborativo con impresoras 3D, máquinas de coser y otros aparatos.

Para finalizar, tenemos la planta alta, que es la que más se asemeja a una biblioteca tradicional, con zonas de lectura y una colección de más de 100,000 libros; además, cuenta con servicios de instructores de lectura, que trabajan igual que un entrenador deportivo personal, pero para ayudarte a aprender a leer o mejorar tus habilidades lectoras.

Finlandia es un país con habilidades lectoras muy avanzadas, comparado con el resto del mundo, y esto es gracias a que sus gobiernos han dado gran importancia a las bibliotecas. Oodi forma parte de una red de Bibliotecas Municipales de la ciudad de Helsinki que está conformada por 37 bibliotecas, distribuidas en las ciudades de Helsinki, Espoo, Vantaa y Kauniainen, todas ellas ciudades de la zona de la capital. Cada biblioteca es dueña de sus propios fondos y datos, pero todas los comparten en HelMet (abreviatura de Bibliotecas del Área Metropolitana de Helsinki).

¿Conocías ya esta Biblioteca?
¿De cuáles otros países quisieras conocer sus bibliotecas?

Con información de: