25 hechos asombrosos sobre las bibliotecas

25 HECHOS ASOMBROSOS SOBRE LAS BIBLIOTECAS

Puede que no haya mayor depósito de información analógica que la biblioteca , un glorioso conjunto de páginas impresas que pueden llevarnos de aventuras, educarnos y llenar nuestros días y noches con detalles de mundos más allá del nuestro, todo gratis. Hoy en día, hay aproximadamente 116,867 bibliotecas públicas y académicas que salpican el país. Para celebrar la Semana Nacional de las Bibliotecas, hemos reunido 25 datos fascinantes sobre estas instituciones insustituibles.

BENJAMIN FRANKLIN PUSO EN MARCHA UNA BIBLIOTECA DE PRÉSTAMOS EN 1731.

Una de las bibliotecas públicas más antiguas del país abrió sus puertas en 1790 en Franklin, Massachusetts, donde los residentes distribuyeron libros donados por Benjamin Franklin . El Padre Fundador comenzó su propia biblioteca de préstamos en 1731 en Filadelfia, llamada Library Company, pero requería una tarifa de suscripción de 40 chelines.

EL FILÁNTROPO ANDREW CARNEGIE ERA UNA MÁQUINA DE FINANCIACIÓN DE BIBLIOTECAS DE UN SOLO HOMBRE.

El rico industrial donó $ 55 millones, o $ 1.6 mil millones en dólares de hoy, entre 1886 y 1919 para abrir la asombrosa cantidad de 2509 bibliotecas en todo el mundo, incluidas 1679 en los Estados Unidos.

MUCHAS DE LAS PRIMERAS BIBLIOTECAS FUERON CONTRUIDAS EN LOS ÚLTIMOS PISOS DE EDIFICIOS RESIDENCIALES.

Carnegie financió varias bibliotecas de la ciudad de Nueva York, las que muy a menudo eran construidas en los últimos pisos de edificios residenciales. La idea era que los conserjes de la biblioteca tuvieran habitaciones para poder seguir metiendo carbón a los hornos a todas horas del día y de la noche.

LOS BIBLIOTECARIOS SOLÍAN TENER QUE ADOPTAR UN ESTILO PARTICULAR DE ESCRITURA A MANO CONOCIDO COMO “MANO DE BIBLIOTECARIO”.

a práctica prevalecía a fines del siglo XIX, cuando el pionero de la biblioteca Melvil Dewey —creador del famoso Sistema Decimal Dewey— y otros curadores de las primeras colecciones creían que la escritura legible era imprescindible para los catálogos de tarjetas. La práctica se desvaneció a medida que aumentaba la popularidad de las máquinas de escribir.

LA BIBLIOTECA DEL CONGRESO ES LA BIBLIOTECA MÁS GRANDE DEL MUNDO.

La biblioteca más grande del mundo en términos cantidad de ítems en su catálogo, es la Biblioteca del Congreso (LOC  por sus siglas en inglés), que tiene 168 millones de artículos. Ese récord es una repercusión de la calamidad ocurrida en 1814, cuando la colección de 3000 volúmenes, que entonces tenía 14 años, fue destruida después de que las tropas británicas quemaron el edificio del Capitolio.

LA BIBLIOTECA DEL CONGRESO PAGA POR REPRODUCIR REVISTAS POPULARES, INCLUIDA PLAYBOY , EN BRAILLE.

La LOC está tan comprometida en hacer que el conocimiento esté disponible para todos que reproduce las revistas más populares al Braille. En 1985, un airado senador de Ohio llamado Chalmers Wylie presionó para que dejaran de publicar una versión en Braille de Playboy. La revista fue reintegrada después de continuas protestas y sigue publicándose hasta el día de hoy.

TEXAS ES EL HOGAR DE UNA GIGANTESCA BIBLIOTECA reconvertida de un WALMART.

No es necesario que vaya a la Biblioteca del Congreso para sentirse abrumado por la palabra escrita. La Biblioteca Pública de McAllen en McAllen, Texas, se construyó donde antes se ubicaba un Walmart y podría ser la biblioteca de un solo piso más grande del país. El espacio de 37,490 metros cuadrados tiene un laboratorio de computación, una cafetería y un auditorio de 180 asientos.

VERMONT ALBERGA UNA BIBLIOTECA QUE SE EXTIENDE A LO LARGO DE LA FRONTERA DE LOS ESTADOS UNIDOS HASTA CANADÁ.

La biblioteca pública y la ópera de Haskell se encuentran directamente en la frontera entre los Estados Unidos y Canadá. Se puede entrar desde Stanstead, Quebec, y salir a Derby Line, Vermont. No es necesario un pasaporte para cruzar la línea (literal) que atraviesa el edificio, pero tienen que volver a su país de origen por el riesgo de multas.

LOS MURCIÉLAGOS PUEDEN SER LOS MEJORES AMIGOS DE UNA BIBLIOTECA.

La Biblioteca Joanina de la Universidad de Coimbra en Portugal tiene varios murciélagos en residencia, pero nadie está pidiendo un exterminador ya que los murciélagos se alimentan de insectos que podrían dañar las páginas de los libros. El personal cubre las mesas con cobertores durante la noche y limpia el guano por la mañana.

EL ROMANCE PARANORMAL ES UN GÉNERO POPULAR EN LAS BIBLIOTECAS DE LAS PRISIONES.

Entre los géneros más populares en las bibliotecas carcelarias se encuentran el romance paranormal, los títulos para adultos jóvenes y la serie Left Behind .

ALGUNAS BIBLIOTECAS TAMBIÉN INCURSIONAN EN LA PUBLICACIÓN.

No todas las bibliotecas esperan que los editores hagan el trabajo pesado. La Biblioteca Pública del Área de Bethlehem en Bethlehem, Pensilvania, tiene un brazo editorial que lanzó dos libros en 2018: Home At My Typewriter: Selected Poems de Bob Cohen y A Journey de Matt Wolf. El personal de la biblioteca ayudó a diseñar y editar los títulos.

LOS LIBROS DE LA BIBLIOTECA PUEDEN ESTAR LLENOS DE SORPRESAS (Y TAMBIÉN CUBIERTOS EN ELLAS).

Si se pregunta qué tan sucios pueden estar los libros de una biblioteca después de pasar por muchas manos, la respuesta es: bastante sucios. Encontramos de todo, desde rastros de cocaína hasta el virus del herpes y las chinches, se han detectado en las páginas.

UN LIBRO SUCIO ES MÁS PELIGROSO PARA EL LIBRO EN SÍ.

El único peligro de un libro sucio es el propio libro, ya que el polvo puede atrapar la humedad y dañar las páginas. Es por eso que la Biblioteca Pública de Boston tiene una máquina llamada Depulvera que actúa como un lavado de autos en miniatura para libros, utilizando un sistema de transporte para eliminar la suciedad de los volúmenes.

ESOS CARGOS POR PAGOS ATRASADOS POR ARTÍCULOS NO DEVUELTOS PUEDEN ACUMULARSE.

Las bibliotecas de las ciudades más grandes pueden acumular millones en multas pendientes. En 2016, la Biblioteca Pública de San José reportó $ 6.8 millones en cuotas atrasadas, y el 39 por ciento de los miembros debe dinero. Algunos lugares remitirán las deudas a las agencias de cobranza si un cliente excede los $10 dólares en cargos. Otras instituciones, como la Biblioteca de Queens en Nueva York, aplicarán crédito a las multas si los usuarios vienen a “tiempo de lectura”. Sentarse en la biblioteca con un libro gana crédito para el monto adeudado.

NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA DEVOLVER UN LIBRO.

Si se encuentra con un libro de la biblioteca olvidado que ha estado escondido en su estante durante semanas, meses o incluso años, no tenga miedo de devolverlo. En 2015, una exalumna de la biblioteca de la escuela secundaria Wakefield en Wakefield, Virginia, llamada Eleanor Reed una copia de The Underside of the Leaf . Fue prestado en 1981 y accidentalmente se mezcló con la colección familiar del estudiante. En 2016, la nieta de un hombre que había sacado The Microscope and Its Revelations de la Escuela de la Catedral de Hereford en el Reino Unido devolvió el título 120 años después de haber sido “prestado”.

ALGUNAS BIBLIOTECAS HICIERON TODO LO POSIBLE PARA ASEGURARSE DE QUE SUS TÍTULOS PERMANECIERAN EN LOS ESTANTES.

En la biblioteca de Marsh en Dublín, Irlanda, los visitantes que esperaban leer libros raros en el siglo XIX estaban encerrados en jaulas hasta que terminaban de leer.

NO TODAS LAS BIBLIOTECAS REQUIEREN SILENCIO.

La Biblioteca Tikkurila en Vantaa, Finlandia, tiene una sala de karaoke con miles de canciones para que los invitados las interpreten. (Finlandia es el hogar de muchos ciudadanos amantes del karaoke). Afortunadamente, todo ese gorjeo no llega al nivel de una interrupción: la sala está insonorizada.

LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE NUEVA YORK OFRECE MÁS QUE SOLO LIBROS.

Los usuarios pueden tomar prestados accesorios como corbatas y maletines para completar su vestimenta para una entrevista de trabajo.

LOS LEONES QUE SE ENCUENTRAN FUERA DE LA UBICACIÓN PRINCIPAL DE LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE NUEVA YORK SE CONOCEN COMO PACIENCIA Y FORTALEZA.

Si está de humor para examinar esos lazos, pasará por Patience and Fortitude, los dos leones que flanquean la entrada principal de la Biblioteca Pública de Nueva York. Las esculturas se levantaron en 1911 y originalmente se llamaron Leo Astor y Leo Lenox en honor a los cofundadores de la biblioteca, John Astor y James Lenox. Más tarde fueron “ungidos” como Lady Astor y Lord Lenox antes de obtener sus nombres actuales en la década de 1930.

HAY UNA BIBLIOTECA EN ALASKA QUE TIENE UNA COLECCIÓN DE TAXIDERMIA (SÍ, PUEDE USAR SU TARJETA DE BIBLIOTECA PARA PEDIRLA PRESTADA).

Los usuarios de la Biblioteca de Recursos de Alaska y los Servicios de Información en Anchorage pueden tomar prestado de su colección de artículos de taxidermia, incluidos animales, huesos y pieles. Las pieles de oso y lobo se encuentran entre las solicitudes más populares porque a menudo se usan en las ceremonias promocionales de los Boy Scouts; Los fanáticos de Harry Potter optan por las monturas de búho nival. Se pide a los prestatarios que no saquen muestras de sus envases de vidrio.

EN UNA DE LAS BIBLIOTECAS DE LA UNIVERSIDAD DE YALE SE PODÍA SOLICITAR UN PERRO DE TERAPIA PARA ALUMNOS ESTRESADOS.

Si estabas de humor para algo un poco más animado, la Biblioteca de Derecho Lillian Goldman de la Universidad de Yale solía permitir a los clientes consultar al General Montgomery, también conocido como Monty, una mezcla de border terrier y perro de terapia certificado, durante 30 minutos de compañía. Lamentablemente, Monty ya falleció.

MUCHAS BIBLIOTECAS OFRECEN MÚSICA GRATIS PARA DESCARGAR.

Un servicio llamado Freegal permite a los usuarios descargar canciones de una biblioteca de más de 15 millones de pistas.

ALGUNAS BIBLIOTECAS OFRECEN SERVICIOS DE PASAPORTES.

Además de las salas de reuniones, la venta de libros y la asistencia para la investigación, muchas bibliotecas también ofrecen servicios de solicitud de pasaportes que pueden ayudarlo a evitar largas filas en la oficina de correos.

CIENTOS DE MILES DE ESTADOUNIDENSES TRABAJAN EN LAS BIBLIOTECAS.

En 2019, había aproximadamente 184,500 bibliotecarios; 36.250 técnicos bibliotecarios; y 87.000 asistentes de biblioteca trabajando en las bibliotecas estadounidenses.

LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE NUEVA YORK PUBLICA UNA LISTA ANUAL DE SUS LIBROS MÁS PRESTADOS.

En 2020, ese libro fue The Vanishing Half de Brit Bennett, un bestseller del New York Times que Barack Obama declaró entre sus libros favoritos del año.

Fuente original: mentalfloss.com